martes, 18 de noviembre de 2014

La vida sin Lukita

Una vez más, el parón FIFA vuelve a perjudicar al Real Madrid, esta vez en forma de lesión de una pieza clave en el centro del campo: Luka Modric.
Creo que ya está todo dicho sobre la tremenda injusticia que es que los clubes tengan que poner en riesgo a sus jugadores a cambio de una mínima compensación en caso de lesión. Sólo me queda añadir el escaso consuelo de que al menos la lesión ha sido en partido oficial, porque sólo faltaría que hubieramos perdido a un jugador esencial en un amistoso inútil.
Teniendo esto presente, sólo nos queda asumir que la lesión se ha producido, seguir delante y analizar las distintas alternativas que tiene Ancelotti para paliar la baja del croata estos (esperemos) 2 meses:

Adelantar un central (Ramos o Varane) al medio: Ya se especuló con esta posiblidad a principios de temporada, cuando el equipo pecaba de cierta fragilidad en el centro del campo, aunque por condiciones (orden táctico, buena salida de balón, presencia física) más Varane que Ramos podría ser un buen parche en esa posición, creo que no debería pasar de eso, de ser un parche para partidos o situaciones muy desesperadas.

Isco en el doble pivote: El gran momento de forma de Isco le ha puesto en el centro de todas las miradas, y si bien es cierto que el malagueño está cuajando las mejores actuaciones desde que llegó al Bernabeú, también lo es que no es un jugador para jugar en esa posición. Y es que si algo funciona mejor no tocarlo, e Isco ha demostrado que funciona, y mucho, con libertad para inventar y ARRIESGAR, cosa que no podría hacer jugando al lado de Kroos, por no hablar del esfuerzo físico que requeriría jugar esa posición, y para el que no creo que esté preparado. Inexplicablemente, esta opción parece ser la favorita de la prensa, que ha decidido montar la campañita de turno para que Isco juegue sí o sí y sea donde sea (ojo que esto no es culpa del jugador, que merece todo el reconocimiento por su buen nivel y el apoyo de la afición). En definitiva, creo que Isco está bien en la situación en la que está en la plantilla, jugando como interior alternando titularidades con Bale y James, situación que ha sido bien gestionada por Carlo.

Khedira: Repetir el doble pivote alemán del 1-7 a Brasil es otra de las opciones. Está claro que Sami y Kroos se compenetran bien, y estando ambos en forma pueden ofrecer un buen rendimiento en el centro. Claro que para ello habría que dejar que ambos jueguen en los roles que interpretan en su selección, que son bastante diferentes a los que tienen en el club. Además Khedira anda bastante falto de ritmo debido a las diferentes lesiones que viene sufriendo, y los problemas con su contrato podrían afectarle negativamente en el aspecto mental.

Illarramendi: Cuando todo parecía indicar que era lo que necesitaba el equipo, Ancelotti se sacó de la chistera una reestructuración táctica para dar cabida a todas las estrellas sin perder el orden táctico, dando al traste con las opciones del vasco de ganarse un puesto en el 11. Con la pérdida de una pieza clave en el anterior esquema se vuelve a abrir la puerta a Illarra para que demuestre si verdaderamente vale para jugar en el Madrid. Su entrada restaría algo de potencial ofensivo al equipo, pero por contra permitiría a Kroos dedicarse a tareas más ofensivas.

Estas son las 4 opciones que tenemos en la plantilla, siendo para mí las más claras Illarra o Khedira, yo apostaría por el vasco, ya que entre ambos parece ser el que tiene más papeletas para continuar en el club en un futuro, y por tanto sería una opción de futuro más que interesante, siempre y cuando acabe demostrando que tiene lo necesario para triunfar en el Madrid. Por supuesto, y tras ver dos reestructuraciones existosas de plantilla cuando todo parecía en su contra, in Carletto we trust

1 comentarios:

posifono posdata dijo...

No queda otra que confiar en Carletto y edperar que acierte con su decisión.

Publicar un comentario