martes, 29 de septiembre de 2015

Pura vida


Tras varios meses con la portería revuelta, parece que la situación por fin ha quedado estabilizada, y esto ha sido en gran medida gracias al buen hacer del principal inquilino de la meta blanca, el costarricense Keylor Navas.

Con su buen hacer el tico ha subido, y mucho, las prestaciones de una defensa que sigue pecando de prácticamente los mismos fallos que la temporada pasada. Sus grandes actuaciones en este inicio de temporada, que le han acercado a batir récords históricos del club, han ayudado a conseguir la tranquilidad necesaria para asentar las bases del nuevo proyecto. Esto también lo sabe un Rafa Benítez que confió en Keylor desde el primer día, y que incluso cuando el jugador parecía tener pie y medio fuera del club en una operación absurda ratificó su confianza en Navas, garantizándole la oportunidad que el cancerbero venía reclamando durante toda la temporada pasada, en forma de partidos y continuidad. Todo esto ha resultado más que positivo para el equipo, que se encuentra por fin con un portero "de equipo grande" de los que son capaces de mantener la concentración, actuar dos veces por partido y hacerlo con gran acierto, lo que a la larga supone una buena cantidad de puntos en los que han sido decisivos.

La situación actual puede hacer que se olvide que no hace ni un mes, el ahora idolatrado Keylor estaba con pie y medio fuera del Madrid, olvidado por gran parte de una afición que ni pensaba en él con la llegada de De Gea  y una prensa (que ahora se lo rifa para entrevistas) que desde la temporada pasada, y durante todo el verano, ha menospreciado el nivel del jugador, llegando incluso a faltarle al respeto. Todo esto añade más mérito al bueno de Keylor, que se ha sobrepuesto a una cantidad de factores externos capaces de desconcentrar a cualquiera, y gracias a su trabajo, sin tener un mal gesto después de los desplantes sufridos desde varios sectores (club incluido).

Por todo esto no queda otra que alegrarse, primero por el bien del equipo, que ha visto el rendimiento mejorado sustancialmente en una posición tan delicada como era la portería, y segundo por el jugador, que está disfrutando de la oportunidad que merecía, y la está aprovechando con creces. Sólo nos queda desear que siga así.

1 comentarios:

posifono posdata dijo...

Buen reconocimiento para un gran profesional que ha sabido estar en los momentos tan difíciles de su no traspaso. Por el bien del equipo que se dejen de milongas y controversias. Bien también po Benítez que no da pie a la prensa para las polémicas.

Publicar un comentario