viernes, 1 de agosto de 2014

El problema de La Fábrica

Aunque aún se mantiene esta desagradable situación de incertidumbre con el Castilla (es una pena ver a históricos en esta situación) la mala temporada del filial blanco, culminada con el descenso, sacó a relucir varios de los problemas que tenemos en la cantera. Y es que, aun entendiéndola como algo cíclico, me parece un signo de que se hacen las cosas muy mal el no haber sabido enlazar y dar continuidad a una buena generación como ha sido la de Carvajal, Nacho, Jesé o Morata. Obviamente no podemos esperar que cada temporada haya 3 jugadores que suban al primer equipo, ni siquiera uno, pero creo que un mínimo de nivel debería ser exigible a la cantera del mejor club del mundo. Aquí van algunas ideas que, desde mi punto de vista, mejorarían la situación:

La primera y más imporante es la salida de Ramón Martínez, ya pasé por este tema en entradas anteriores, pero si lo analizamos con detalle caemos en la cuenta que la mayoría de las cosas que ha hecho este señor al frente de la cantera han sido despropósitos: contratación de ojeadores y técnicos por afinidad, creación de un sistema de ojeo y captación mediocre en el mejor de los casos, realizar fichajes totalmente opuestos a lo pedido por los entrenadores y hechos por Whatssap o utilizando únicamente vídeos de Youtube y un largo etcétera. No se si tendrá otaras capacidades, pero está claro que para dirigir una cantera, Ramón Martínez es la persona menos indicada.
Para dirigir todo el sistema de formación debería buscarse alguien que haya tenido un éxito probado en otras canteras, y al que se asegurara continuidad para poder trabajar a largo plazo, independientemente de los cambios en la presidencia, así evitaríamos que la cantera se convierta en una agencia de colocación de amiguetes y exjugadores.

Los fichajes para el Castilla han sido mediocres, desechos de Atlético (Pulido) o Barcelona (Femenía) no deberían ser capaces de triunfar en el Madrid, por no hablar de los extranjeros mediocres como Willian José o Rozzi. Si se ficha algún jugador para una última etapa de formación, como es el Castilla, se tiene que estar muy seguro de su potencial. Y sólo si se ve que la plantilla está muy verde para competir se debería reforzar al equipo con dos o tres jugadores máximo de no más de 25 años y con experiencia en Segunda, siempre y cuando no corten la progresión de algún talento especialmente prometedor.

El banquillo del Castilla debería ser un puesto a largo plazo. Yo creo sinceramente que Zidane acabará siendo un gran entrenador, y me gustaría verlo entrenando al primer equipo a largo-medio plazo. Por otro lado no le veo entrenando al Castilla más de dos temporadas, y este tiempo no es suficiente para elaborar un plan de formación continuado. El puesto debería ser para alguien en buena sintnoía con la dirección de la cantera, a ser posible de la casa, y que esté dispuesto a especializarse en formación de jugadores. Así mismo, el club debería tener paciencia con dicha persona.

Eliminar equipos "duplicados" como el C o el Juvenil B, estos equipos sólo consiguen que haya un elevado número de jugadores, dificultando la formación especializada, y provocan que los chavales tengan que superar más escalones (especialmente en el C, cuando ya están en la etapa final y más difícil) prefiero 22 buenos en el Castilla que 40 jugadores con bastantes mediocridades repartidos en dos equipos.

Contratar exjugadores (siempre que sean capaces), gente joven y respetar a los técnicos de la casa. Echar a gente como  José Ramón Díaz o Toril sólo me vale si se traen referentes para los chavales o gente con ideas nuevas, pero si es para fichar a un entrenador de vuelta como José Aurelo Gay prefiero quedarme con los que llevan toda la vida en el club.


Por último, deberían potenciarse más casos como el de Nacho, jugadores que aumentan su peso paulatinamente en la plantilla. Es ridículo esperar un Raúl o un Casillas todos los años, pero debería generalizarse la idea de que en los puestos "de relleno" de la plantilla (cuarto central, tercer portero, tercer mediocentro, tercer delantero) los canteranos tienen preferencia. Antes que fichar un suplentísimo es mejor tener un canterano que aceptará este rol más tiempo y progresará con él, demostrando si realmente vale para el puesto, o para subir escalafones en la rotación. Y si no vale el equipo no se verá muy afectado, ya que en muchos casos la participación de estos puestos es casi testimonial desde el punto de vista del club, que no de los chavales.

2 comentarios:

Steffen Hansen dijo...

El problema de la fabrica es que no hay sitio para ellos, como la ultima etapa de Florentino.. El Real Madrid compra jugadores tontos y no usan sus canteranos Buenos.. Quien necesita, Faubert, Gravesen, Saviola, Chicharito, Pablo Garcia etc etc etc..

Florentino quiere una empresa no un equipo del futbol... Estoy harto de el, y el tiene que salir.

pcdm 90 dijo...

Muchos fichajes, especialmente los de "relleno" sí que deberían considerarse antes de realizarlos, dando preferencia a los canteranos antes que a medianías. Pero también es cierto que hay un problema más de base en la cantera, ya que salen pocos jugadores que realmente tengan nivel Real Madrid

Publicar un comentario